Tags

, , , ,

Ibn Jaldún (1332-1406/732-808 de la H.) Su nombre era Abu Zaid Abdurrahman Ibn Jaldún al-Hadram (en árabe عبد الرحمن بن محمد بن خلدون الحضرمي) pero los europeos, en especial los españoles, le llamaron Abenjaldún.

Fue uno de los más importantes pensadores musulmanes.

Nació el 27 de mayo de 1332 en Túnez. Pertenecía a una familia prominente de Hadramaut, que vivió muchos años en la ciudad de Sevilla, cuando los musulmanes gobernaban esa ciudad durante las administraciones de los omeyas, almorávides y almohades, hasta el año 1228, en que se trasladaron a Ceuta, situada en el norte de África, frente a la ciudad española de Algeciras.

Sus antepasados jugaron un papel relevante en la historia de la Sevilla árabe, y él mismo en su Autobiografía se enorgullece de su pasado andalusí.

El linaje de su familia se extiende a lo largo de toda la historia árabe de la ciudad, desde el siglo VIII, y en el siglo X ya constituían una de las familias sevillanas más importantes. Los Banu Jaldún han dejado la impronta de su nombre tanto en la toponimia de la ciudad como en la zona circundante.

Cuando los reinos cristianos de España septentrional llegan a Sevilla, hacia 1248-49, la familia de Ibn Jaldún emigró y partió desde Sevilla hacia el norte de África. Después de una breve estancia en Ceuta terminaron afincándose en Túnez. Muchas de las grandes familias que poseían una importante tradición cultural y habían estado al servicio de los reyes andalusíes, emigraron al Magreb, formando una especie de élite de cuyos servicios se valieron muchos gobernantes locales.

El propio Ibn Jaldún recibió una educación esmerada según el estilo de la época, llegando a dominar algunas materias como la lengua árabe. Él mismo nos cuenta algunas de las materias que estudió como el Corán o las ciencias racionales, como matemáticas, lógica y filosofía. Poseía también amplios conocimientos de jurisprudencia, lo que determinó que a lo largo de su vida se incorporara al servicio de numerosos gobernantes del Magreb.

Tras pasar algunos años al servicio de regentes de Ifriqiya (arabización del nombre latino Africa,), decidió emigrar a al-Andalus, tierra de sus antepasados, trasladándose al Reino de Granada, último reducto andalusí. En Granada, entabla amistad con el visir granadino Ibn al-Jatib -al que ya había conocido con anterioridad en la corte de los meriníes de Fez (Marruecos)-, y tras conquistar el favor real nazarí, es enviado en misión diplomática ante Pedro I el Cruel en Sevilla, para ratificar un tratado de paz.

A causa de algunas intrigas palaciegas en la corte nazarí, volvió al Magreb, retirándose a la villa de Qalat-Ibn-Salama en el actual territorio de Argelia, donde comienza a redactar su obra magna al-Muqaddima.

La “Historia Universal” de Ibn Jaldún se titula en árabe “Libro de las Experiencias” (Kitab al-‘ibar), y se compone de tres partes principales, la primera es una gran “Introducción” (Muqaddima) con admirables reflexiones sobre la civilización humana; a continuación, aparece la historia de los pueblos y dinastías; y finalmente, como colofón, una extensa y singular “autobiografía”, donde el propio Ibn Jaldún ofrece la medida de sí mismo y la conciencia de su propia valía.

En la etapa final de su vida vivió en El Cairo, capital del sultanato mameluco, uno de los principales estados musulmanes de la época que abarcaba entonces Siria y Egipto.

Aquí dedicó parte de su tiempo a leer y escribir, siendo nombrado varias veces juez. También estuvo impartiendo clases en el Djami al-Azhar, la primera universidad de El Cairo.

Acompañó al sultán mameluco a Siria cuando Damasco fue sitiada por Tamerlán, uno de los grandes conquistadores asiáticos. Allí mantuvo conversaciones con él, intentando evitar el saqueo de la ciudad. Ibn Jaldún murió finalmente en El Cairo en 1406.

Su vida, marcada por los encuentros y desencuentros, discurrió entre el Magreb, al-Andalus y Egipto.

Su obra cumbre, al-Muqaddima (árabe: مقدّمة ابن خلدون), una Introducción a la Historia Universal, continúa concitando la atención hoy día, siendo traducida a las principales lenguas del mundo.

Links de Interés

Los Aportes de Ibn Jaldún (Documento PDF)

Ruta: http://www.serbi.luz.edu.ve/pdf/ea/v13n3/art_04.pdf